Ayer usé una instalación automática de Hostinger: vuelvo a tener Tiny Tiny RSS funcionando. Me sigue dando tristeza haber perdido tanto acceso estructurado, almacenamiento y funcionalidad de búsqueda cuando Google mató Google Reader. Ese fue un terrible golpe a los blogs. El siguiente fue el SEO y la invención del copywriting.