El humor, otro motivo para adorar México.