En menos de 2 meses, permiso de residencia, seguridad social y carnet de conducir. En México hay trámites burocráticos tremendamente eficientes, de los que nunca se habla, y otros que están irremediablemente rotos y solo se pueden concluir con la ayuda de un funcionario, que siempre se llevan los focos.